Rousseff lanza un plan para frenar las protestas en Brasil

Facebook
WhatsApp
Telegram
Convocó a los líderes de las movilizaciones a solucionar la crisis y anunció que las regalías petroleras en aguas profundas se destinarán a educación.

Agencias / Brasilia / Página Siete

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, mostró su predisposición a reunirse de inmediato con los líderes de las movilizaciones sociales para frenar las protestas en el país después de 15 días de manifestaciones y disturbios.

La Mandataria, sin embargo, dejó bien claro que su Gobierno no tolerará violencia ni saqueos en las calles. “Tengo el deber de escuchar lo que dice el pueblo, ésa es mi obligación como Presidenta. Pero al mismo tiempo debo decirles que no es posible que las calles sean el escenario de demostraciones violentas”, sostuvo Dilma Rousseff en la alocución transmitida en cadena nacional de radio y televisión.

Rousseff reiteró, asimismo, su respaldo a los que actúan de forma pacífica y recomendó mesura a las fuerzas de seguridad, acusadas en los últimos días de uso excesivo de la violencia.

“Voy a recibir a los líderes pacíficos del movimiento que encabezaron las movilizaciones porque precisamos su contribución para hacer un mejor país”, afirmó Rousseff citada por ANSA.

Ayer, y por decimoquinto día consecutivo, miles de personas volvieron a tomar las calles de 30 ciudades brasileñas con diferentes demandas, toda vez que el jueves el Gobierno presionó a los gobiernos federales que bajaran la tarifa del pasaje de transporte público, la demanda que generó la protesta masiva en San Pablo.

El diario Folha de Sao Paulo destacó el anuncio del grupo de activistas Passe Livre, de no participar en nuevas movilizaciones porque su demanda fue atendida. No obstante, la organización reiteró que “espera la convocatoria de la presidenta Rousseff para concretar acciones de cara al futuro”, señaló la cadena de televisión Globo.

En tanto, la Policía Federal confirmó la muerte de una mujer debido a un paro cardiaco y la detención de al menos un centenar de manifestantes durante la noche del jueves.

Ayer, en Río de Janeiro, escenario de la mayor marcha del país el jueves con 300 mil personas, las manifestaciones fueron convocadas en Barra de Tijuca, donde el comercio cerró más temprano, y en Leblon, frente a la casa del gobernador.

En San Pablo, miembros del movimiento de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgénero protestaron en calma contra la aprobación de un proyecto de ley que prevé un tratamiento psicológico para la homosexualidad.

En Fortaleza, la manifestación se centró contra la construcción de un acuario destinado a atraer turistas.

Medidas concretas

En el plano de las medidas concretas, Rousseff anunció que impulsará un gran pacto nacional por la mejora de los servicios públicos. Comunicó, asimismo, que se implementará junto a las autoridades provinciales y municipales un plan de movilidad urbana, que va a “traer millares de médicos del exterior” para trabajar en la salud pública y destinará el 100% de las regalías petroleras en aguas profundas para la educación, sin dar mayores detalles sobre este apartado.

Por último, recordó a los brasileños la “importancia histórica” del Mundial 2014 y de los Juegos Olímpicos de Río 2016, y llamó a no boicotear estos eventos.

Medidas de Rousseff

Convocatoria: Llamó a los líderes de la protesta a un foro nacional anticrisis.

Servicios: Convocó a un pacto sobre servicios públicos, entre ellos transporte.

Educación: Se destinará 100% de regalías petroleras en aguas profundas a este sector. Se mejorará la salud.

Facebook
WhatsApp
Telegram

Te puede interesar